Alkimistadh

jueves, 17 de junio de 2010

Cuando creces.


Cuando creces la vida te dispara una bala de realidad, empiezas a comulgar con la locura, duele vivir el día a día. Constatas cada paso que das, el tiempo pasa tan rápido que sólo lo notas cuando las arrugas de tus pensamientos olvidan tu edad. Entonces una noche, miras las estrellas, ya no tienes miedo a la oscuridad, lo que de verdad te asusta es la felicidad, has vivido tanto tiempo en el borde del abismo de tus inseguridades que ya no sabes si el mundo en el que vives es un sueño o un desvarío de tu soledad. Sólo quieres estar en paz, amar, un abrazo, un beso y esa disparidad que hay entre el recuerdo de tu infancia y la realidad. Autor: Álvaro Gutiérrez Castillo.